La laguna de los Flamencos

Aquí, en la laguna Melincué, donde los Flamencos australes encontraron un refugio para sus nidos y su reposo, en convivencia pacifica con otras aves y el entorno, para hacer un espectacular digno de conocer y admirar por el hombre. Un sitio Ramsar, reserva natural que permite realizar actividades acuáticas, zafaris fotográficos y que recuperó el brillo de su historia de oro -cuando fue una de los balnearios más exclusivos del país- para ofrecer hoy un centro de entretenimiento sofisticado y para todos los gustos.

Destinos

¿Donde Ir?